El rock pesado vive y lucha en Uruguay. Contra viento y marea, el “metal” -entendido como hipergénero paraguas de subgéneros varios- ha sabido construir y mantener un público fiel y renovado, aún a la sombra del mainstream del rock nacional. En ese camino, la historia de Diego Petru registra como punto alto su participación en Cuchilla Grande, donde a las raíces del metal pesado se le mezclaron gratamente influencias criollas, con reminiscencias autóctonas. Un gran frontman y cantante de rock, Petru ataca ahora con su proyecto solista. MPHL (Metal Pesado Honor y Lealtad), con Petru luciéndose en su proyecto paralelo a Cuchilla Grande, llega a presentarse este sábado en la Sala Camacuá, imprescindible cita para los amantes del género.

Foto: Diego Petru – DDH Fotografía